Cómo cultivar orquídeas en macetas.

Planta orquídeas en macetas.

Las orquídeas son una familia de plantas completa, con más de 25.000 especies. Estas son flores de formas muy distintivas que pueden venir en una variedad de colores y son cada vez más populares como flores de regalo. Actualmente, se encuentran en casi todo el mundo, pero son especialmente importantes en India, Madagascar, China y el Himalaya.

Si quieres aprender a cultivar estas hermosas plantas con una floración espectacular, sigue leyendo este artículo de agrovet77.com donde te mostraremos cómo cultivar orquídeas en macetas en detalle.

Macetas para orquídeas:

La gran mayoría de las orquídeas son epífitas. Esto significa que son especies que viven en su hábitat natural anclándose a árboles o rocas en lugar de ser enterrados. Así que si entierras tu orquídea en una maceta con tierra, como cualquier otra planta, lo más probable es que acabes matando a la planta con pudrición de raíz, lo que sería mejor si tuvieras una mejor ventilación.

Por eso, la elección de las macetas para orquídeas es muy importante, ya que además de las tradicionales macetas de barro, existen otro tipo de macetas especialmente recomendadas para estas plantas. Las orquídeas generalmente usan macetas pequeñas, pero hay excepciones, como las orquídeas que necesitan macetas más grandes para acomodar sus grandes sistemas de raíces. Estas son las macetas de orquídeas más recomendadas:

  1. Macetas de plástico transparente: Son las mejores para orquídeas que fotosintetizan a través de sus raíces, y también para aquellas cuyas raíces nos indican cuándo regar porque nos permiten ver su sistema radicular sin tener que manipular la planta. . .
  2. Macetas de Malla Metálica: Permiten que las raíces respiren mejor, y están diseñadas para ser fácilmente colgadas en alto, tanto por estética como para colocar las plantas donde reciban más luz solar.
  3. Balde de madera: fabricado en madera especial resistente a la putrefacción. Su diseño también deja pequeños agujeros que mejoran la respiración de las raíces y el drenaje del contenedor. Se recomienda cubrir las paredes interiores con una capa de musgo antes de agregar el sustrato.

Por supuesto, también podemos utilizar macetas de cerámica tradicionales o macetas especiales para orquídeas, que se consiguen en tiendas especializadas.

Sustrato para orquídeas:

Hay tres tipos principales de sustratos para orquídeas que se pueden producir, dependiendo de la variedad de orquídea en particular. Todos coinciden en que no tiene tierra, lo cual no es bueno para las raíces de estas plantas.

Elegimos una mezcla que constaba de una parte de perlita, una parte de carbón vegetal de calidad media y cuatro partes de cáscara o fibra de coco de grano fino, medio o grueso o corteza de abeto.

  1. Mezcla gruesa: Este sustrato está especialmente recomendado para variedades grandes como Cymbidium.
  2. Medium Mix: Recomendado para especies como Cattleya y Phalaenopsis.
  3. Mezcla fina: se usa más comúnmente para Oncidium, Paphiopedilum, Oncidaceae y básicamente cualquier planta que necesite más humedad debido a su pequeño sistema de raíces.

2 comentarios sobre «Cómo cultivar orquídeas en macetas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.