Cómo sembrar ajo fácilmente paso a passo

Sembrar ajo es muy agradable para muchas personas, ya que el ajo es uno de los alimentos más utilizados en la dieta mediterránea, no solo por su sabor sino también por sus múltiples propiedades. Es uno de los mejores conservantes de alimentos y tiene muchos beneficios entre otras cosas. Esta planta también tiene propiedades antibióticas, es decir, nos ayuda a proteger nuestro organismo de infecciones.

Lo más importante es que el ajo es una de las plantas más fáciles de cultivar, ya sea en tu jardín o en una maceta en casa. Porque estas plantas casi no requieren cuidados. Pero, para llegar allí, necesitamos cultivarlos. Por ello, nos gustaría compartir en este artículo cómo cultivar ajo paso a paso y te guiaremos para que tengas éxito en tu próxima siembra.

La pregunta es ¿cuándo plantar ajo?

En el Hemisferio Norte, el ajo se siembra en otoño e invierno, más precisamente de octubre a febrero.

Variedad de ajos.

Hay muchas variedades de ajo, que varían en color, tamaño, sabor, calidad y más. Esto está bien, sin entrar en detalles, pero podemos dividirlos en dos grupos: el ajo blanco y el ajo morado.

Los vinos blancos son muy ricos, aromáticos y bien conservados.

El morado o rosa es más temprano, menos resistente a la humedad y peor que el blanco.

A la hora de elegir el ajo para cultivar, se recomienda elegir una variedad local o más adecuada a nuestra región.

¿Cómo cultivar ajo paso a paso?

Para cultivar un diente de ajo, primero debes fertilizar y limpiar el suelo. Si es muy luminosa, se recomienda añadir una capa de buen compost o estiércol para optimizar la cosecha. Recuerda, también debes buscar un lugar soleado, ya que es excelente para las plantas, pero tampoco debe estar expuesto a un calor excesivo.

Una vez que tenga el lugar y la tierra perfectos para cultivar ajo tierno en una maceta o jardín, todo lo que tiene que hacer es seguir estos pasos:

1 – Hacer un surco de unos 2,5cm de profundidad y 30cm en el medio.

2 – Introducir uno a uno los dientes de ajo en la ranura. Desea apuntar al punto más estrecho cuando la planta salga de allí. Recuerda que cada diente debe estar a 15 cm del ajo más cercano.

3 – Verter la tierra sobre los ajos y tapar el surco 2,5 cm.

4 – Apretar ligeramente la tierra para que no queden bolsas de aire sin sobrecompactar la tierra.

5 – Vierta abundante agua para humedecer la tierra y los dientes de ajo. Una vez que tenga el lugar y la tierra perfectos para cultivar ajo tierno en una maceta o jardín, todo lo que tiene que hacer es seguir estos pasos:

Al plantar, asegúrese de prestar atención a un buen drenaje. Al regar, asegúrese de que no se empape y se pudra.

En primavera, cuando la planta florece, conviene quitar los tallos florales para facilitar el engorde de los bulbos. Lo mismo se aplica a las cebollas.

Por lo demás, el ajo no se cuida mucho. Esta planta suele tener pocos problemas de plagas, aunque algunas larvas pueden penetrar en el bulbo. Para evitar en lo posible este tipo de problemas, se recomienda un tratamiento preventivo a partir de mediados o finales de abril, cuando las temperaturas son suaves y la humedad alta.

Ahora que sabes cómo cultivar ajo, debes saber que traerán una gran cosecha. Así que necesitas aprender a conservar el ajo por más tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.